Ruperez Ruperez…


La competitividad es el pan nuestro de cada día, tanto en el ámbito empresarial como en el personal y como el guru del management Tom Peters diría, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia y hacen decantar al cliente por tu producto o por el del competidor.

Por ello debemos buscar alternativas, imaginación y más imaginación para poder superar a nuestros competidores. ( Que no tienen porque ser competidores. Si compartes tu proyecto con ellos y cocreas… Pero dejemos este asunto para una siguiente ocasión).

Con el fin de que la lectura se os haga más amena, situémonos en Castilla la Mancha el año 2011.

La empresa del señor Ruperez de 62 años de edad y manchego de pro que fabrica muebles, tiende a desaparecer por varias causas:

      • Él es el único que toma decisiones en su empresa. Y eso que cuenta con una plantilla de 36 trabajadores altamente cualificados.

        Este señor mantiene la estructura organizativa denominada vertical: él es el ente superior del proyecto y no deja participar en la toma de decisiones a jóvenes con más visión y conocimientos.

      • Cada año sufre de media tres bajas en su plantel.
      • Jacinto Rupérez nunca ha salido de su España natal.
      •  

         

-Joven empleado de Ruperez S.L: Señor Jacinto, usted podría mejorar la situación de su empresa si…

-Jacinto Ruperez:  Anda chaval! Tú le vas a decir a un empresario como yo que tiene que hacer con su empresa para mejorar la situación cuando llevo más de 40 años fabricando muebles…

Como han podido apreciar en la conversación anterior, el señor Jacinto te dirá que tú no eres nadie para darle consejos a un hombre que lleva en el negocio más de 40 años.

Claro, claro…

Rupérez S.L, aquella empresa que en la década de los años 70 triunfaba como la Pepsi, dentro de muy poco tiempo desaparecerá. A esta empresa le tocará perecer, pues para comenzar no existe un modelo organizacional horizontal, propenso a la participación, donde la información dentro de la empresa sea fluida y el  liderazgo sea compartido.

Los trabajadores de esta empresa son  como máquinas, sin opinión, sin habla. Eso a día de hoy no funciona, pues los trabajadores  por una parte no se sienten parte del proyecto y por otro parte, en la industria del conocimiento se busca el aprender, viajar y conocer nuevas metodologías de trabajo. Al fin y al cabo vivir una experiencia enriquecedora. Al no ser así,  el señor Ruperez está obligando a sus empleados a abandonar sus puestos de trabajo.

Volvamos  a Alcozarejos, pueblo donde está situada la empresa del señor Jacinto.

El hecho de que este señor nunca haya salido de España y apenas de Castilla La Mancha, significa que no conoce nuevas culturas ni nuevas metodologías de trabajo. Como consecuencia, los tres chavales del vecino pueblo de Argamasilla de Calatrava, que han estudiado ingeniería agrónoma, empresariales y un F.P en soldadura, van a comerle la tostada por su juventud, sus ganas de hacer cosas y su visión y mentalidad global ( ya que dos de ellos estudiaron su último curso en el extranjero y conocen un poco de mundo).

La organización interna de la empresa está pidiendo a gritos un cambio, ya que la crisis económica actual es estructural, de valores, y no coyuntural, aunque a estas alturas todavía muchos no lo vean ( o no lo quieran ver). ¿La formula mágica? No existe formula, pero si que existe la creatividad y la forma de trabajarla. Las nuevas ideas han de ser materializadas en acción,  convirtiéndose en innovación y después del momento de gloria del pionero, imitar el modelo y generalizar esa innovación.

Innovemos pues sin miedo! Derribemos las barreras asociativas! Experimentemos el efecto Medici! Creamos equipos multidisciplinares con ingenieros paraguayos,  médicos serbios y filósofos neozelandeses! Pasémoslo bien! Pasémoslo teta investigando, viajando y imaginando nuevas maneras de trabajar más eficientes, eficaces y efectivas. Seamos como los hoteles de Las Vegas, que se reciclan y se renuevan cada muy pocos años, pues se quedan obsoletos.

Visión y convicción son las bases de la acción !

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. Esa fuerza es la voluntad.” (Albert Einstein)

P.D : Lo se, Alcozarejos y Argamasilla de Calatrava no son pueblos vecinos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s